Día 9: Por un mundo con más hombres sensibles y mujeres fuertes

Suena el despertador

Nos levantamos a lo justo. Las noches se alargan cada vez más y va costando ponerse en pie. Las conversaciones iniciadas continúan por la mañana. Café doble, bollería… lo que haya. Seguimos caminando. ¡Buenos días!

Comienza el trabajo

Hoy le toca el turno al feminismo como alternativa a todos los problemas que hemos estado trabajando días atrás. “La revolución será feminista, o no será”. Ahondamos en los mandatos de género que, en pocas palabras, son aquellas imposiciones sociales directas o indirectas que instigan a las personas a comportarse de una u otra forma en función del género al que pertenecen. Cuando enfrentamos los mandatos de géneros es fácil entrar en conflicto. Se dan para hombres y mujeres y ambas partes alimentan o no estos mandatos, no siendo responsable más unos que otros. Es una cuestión cultural que influye en y a través de las personas. Nos dividimos en grupos para sacar a la luz aquellos mandatos de género a los que alguna vez nos enfrentamos o con los que tuvimos contacto más o menos directo. Luego analizamos cómo han participado en su constitución los agentes socializadores (familia, escuela, medios de comunicación, grupo de iguales…). Cada persona del grupo puede aportar ideas y debatimos lo que va saliendo. Terminamos desmitiendo algunos mitos sobre el feminismo, entre ellos, que es lo contrario del machismo. El feminismo apuesta por una nueva forma de relación entre hombres y mujeres, como iguales. Recuperar el espacio y la voz que la mujer ha perdido durante tanto tiempo y construir el cambio entre todas y todos. Romper con los esquemas de géneros: mujeres sensibles y hombres fuertes. Dejar de lado los valores masculinos y femeninos. Abandonar los roles indiscutiblemente aceptados.

Chapuzón y a comer

Hoy toca espaguetis a la carbonara, ensalada y empanadillas de atún. Nos vamos acostumbrando a los horarios y ya tenemos hambre. Ya sabéis: hay quien prefiere piscina, hay quien prefiere cama… y hay quien no puede elegir y se echa la siesta en la piscina.

Continuamos al pie del cañón

Tras mucho conocer y reflexionar, es hora de ponerse a hablar de las alternativas para el cambio real. Brevemente presentamos algunas de ellas: mercado social, REAS, moneda social, trueque, agroecología, grupos de consumo, educación alternativa, software libre, copyleft, creative commons, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Banca Ética, turismo alternativo… Cada cual eligió qué quería ampliar, y nos agrupamos en torno a cuatro temas: mercado social y REAS, educación alternativa, Banca Ética y turismo sostenible. Cada grupo expone a los demás el resultado de su investigación. Son opciones muy interesantes. Los mercados sociales tratan de poner en contacto a productores y consumidores que tienen otra visión del consumo, ecológica y sostenible, y trata de fomentar los vínculos entre ellos, de forma que se consuma lo más posible en dicho entorno. Hay otras formas de educación, como ejemplo Trabencas, un colegio  público de Leganés que se organiza de forma horizontal y participativa. Otras formas de hacer banca huyendo de la especulación, como Fiares, cooperativa de crédito de una persona, un voto, o Triodos, de estructura convencional y práctica innovadora. Para viajar: coche compartido (Blablacar), CoachSurfing, para compartir tiempo o sofá, Help-x, alojamiento a cambio de trabajo, intercambiod de viviendas…

Noche mágica

Tras la cena, conocemos la cara desconocida de Quique, el mago Bosco, que nos sorprende con un espectáculo de cartomagia, ilusionismo y Break Dance. Al menos siete trucos dejan alucinando al resto, que aplaude efusivamente. Varios voluntarios participan y ven de cerca lo que ocurre. Entramos en confianza con el ilusionista, que nos enseña cómo hacer alguna maniobra con las cartas, aunque nadie tiene tanta habilidad para conseguirlo… Por último, nos hace una exhibición de Break Dance que comienza con un mortal hacia atrás. Todos tocamos las palmas al ritmo de la música. También nos enseña algunos pasos, y aunque lo intentamos con muchas ganas, no conseguimos igualar la destreza del artirsta. Para alternar, y después de todo este ejercicio, nos vamos a tomar algo al bar de en frente del Albergue… Así terminamos la noche, entre risas, charlas, y alguna que otra revelación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: